Bienvenido a Los Caballeros de la Mesa Redonda! Conéctate, Regístrate, o vete echa una mirada!

LOS CABALLEROS DE LA MESA REDONDA


No estás conectado. Conéctate o registrate

Prólogo: Un día como cualquiera

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 3.]

61 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Miér Ene 02, 2013 7:24 am

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
Al fin hemos llegado a Roxbury. En la entrada los guardias nos frenan el paso. Famber les muestra una medalla y nos dejan pasar a ambos. La ciudad es impresionante... y también muy bulliciosa... me llevo las manos a los costados de mi cabeza intentando apaciguar el ruido. Famber me mira algo preocupado y entretenido a la vez. Miro a Famber seriamente.

-No te atrevas a burlarte... no estoy acostumbrada a tanto ruido... - Miro hacia el frente seria - comprenderás que de donde vengo es un lugar tranquilo donde no suele escucharse tanto bullicio... - se escucha relinchar a un caballo y hago una ligera mueca - ah!... callen ese ruido de una vez... - Famber sonríe ligeramente

-Ya te acostumbrarás... dentro de unos minutos no debería molestarte tanto el bullicio. La cuidad en estos momentos esta de fiesta... aunque normalmente es casi igual de bulliciosa...

(Avisame si no podía dialogar por Famber para borrar el post y ponerlo de forma distinta, sin los dialogos O.o lo hice así para que no fuera tan cortito y tuviera un poco de humor (por lo del ruido y todo eso XD jajaja))

Miro de reojo a Famber y le digo - no me estas ayudando con ese comentario, sabes? - Famber se ríe y yo aparto la vista algo amurrada.

-Bueno, yo tengo que seguir mi camino... - Famber se acomoda un poco su gran bolsa de viaje - hay muchas cartas que entregar... - le da algunas palmadas a su bolso - Te puedo ayudar en algo más?

-Creo que no... - suspiro - a menos que... - lo miro y sonrío ligeramente, casi riéndome de mi misma por preguntarle esto a Famber... es un mensajero, puede que no sepa... pero puede que si... no se pierde nada con intentar... - tienes idea de donde puedo encontrar a alguien que vincule una "luz"?

62 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Miér Ene 02, 2013 7:27 am

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
He vuelto!! Ahora si que ya no me desaparezco del foro perdon por la ausencia y por lo corto del post XD jajaja creo que fue la pérdida de la práctica XD jajajaja Chalo, no he podido editar mi hoja de pj, lo haré dentro de los próximos días... esop XD

63 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Miér Ene 02, 2013 9:35 am

Spellcaster

avatar
Jugador(a) 24/7
Fotos, retratos...es cuestión de sinonimia no más .-.......seriedad? ._....bueno si quieres eso, no hay problema

mmm...vaya...a pesar de la antigüedad del libro el edificio es igual...sorprendente.....
Huh?

Había alguien más aquí...era un ser diminuto que se asustó al sentir mi presencia...

¡! es un...

No alcancé a terminar el pensamiento cuando se abrió la puerta...apareció una mujer tras ella.

- ¿Quién busca?,¿Están buscando vacantes para entrar al gremio?- dijo.
El otro chico le responde...
- ¿Y tú?, ¿También necesitas ayuda?- me dice.
Ah...si...esto...me llamo Kleer y busco a la persona que escribió este libro.

La mujer de nombre Éowyn nos llevó hasta una sala donde nos hizo esperar al líder.

El otro chico se sentó, yo me acerqué a una chimenea que había ( suponiendo que está encendida), me giré y miré al otro chico...el árbol de su cabeza me recordó el bosque de Nimbasa donde me abandonaron...

*Si Kleer conoce a los Úgol:
Spoiler:
- Oye...- Le dije... am...¿era Grün cierto?...¿tu eres un Úgol verdad?...qué curioso...pensé que solo existían en las leyendas.....no pensé que vería uno... ah, por cierto, ¿también vienes a ver a Marco?...

*Si Kleer no conoce a los Úgol:

Spoiler:
- Oye...- Le dije... am...¿era Grün cierto?...ojalá no te ofendas pero...no pareces un humano común y corriente como yo...¿Qué eres exactamente?...espero no incomodarte con esa pregunta...am...¿también vienes a ver a Marco?...

Esperé su respuesta...



Última edición por Spellcaster el Miér Ene 02, 2013 11:20 am, editado 1 vez (Razón : Cosas de Kleer)

64 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Miér Ene 02, 2013 6:53 pm

ChaLo

avatar
Da Boss
GRÜN - KLEER

Lo de seriedad, me refería a que suponte los comentarios loles hazlos como lo hacen los demás, así con el strike. A eso jaja. Y no conoces a los Úgol, puesto que solo habitan los bosques de Tálaso, y es muy improbable que en otro bosque se hallen cómodos para vivir.

- Oye... am... ¿era Grün cierto?... ojalá no te ofendas pero... no pareces un humano común y corriente como yo... ¿Qué eres exactamente?... espero no incomodarte con esa pregunta... am... ¿también vienes a ver a Marco?...

Apoyado de la chimenea, el chico que respondía al nombre de Kleer me habló. Al parecer no conocía a los de mi especie.

- No soy humano. Nuestra especie se llama úgol, y no te preocupes, no me incomoda que lo preguntes. Pero yo quiero saber ahora, ¿quién es Marco? ¿el líder?

El sujeto asiente con la cabeza, echando un leve suspiro, vuelve a mirar su libro y luego espera. La puerta de vidrio por la que se había ido Éowyn trae de vuelta a la misma junto a un sujeto alto, moreno, de ojos color trigo, su cabello negro rizado y de cuerpo algo fornido.

- Hola. Dejen que me presente. Mi nombre es Marco, dueño del gremio Lux Videbis, y tátaratátara-nieto de quien escribió ese libro -dijo esto último apuntando a Kleer-. ¿Qué se les ofrece?
- Necesito saber si aquí hay algún vinculador que pueda hallar parte de mi luz en algún otro lugar del mundo -respondí algo apresurado-. He tenido un accidente y mis padres han desaparecido. Necesito respuestas.
- Estás en el lugar correcto -me dijo-, pero para recibir la ayuda deberás pagar un precio, pues no es gratis.
- ¿Y qué necesitas?
- Trabaja para mí. Te aseguro que será un precio sencillo y lo disfrutarás. Y tú -le dice a Kleer-, también podrías unirte. ¿Quieres?

Yo no dudé en aceptar, solo quería que me ayudara a encontrar a mis padres, así que cualquier cosa me era indispensable. Kleer estaba algo dudoso todavía.

CARMEL

Está bien que hayas hecho el diálogo porque previamente pedí que narraras cómo Famber te abandona, y no creo que haya sido sin palabras.

- ¿A alguien que vincule una luz, dices? Claro que sí. Esa persona es bastante conocida aquí en Roxbury, y no es de extrañar, puesto que trabaja para Marco en Lux Videbis. Siempre que vengo aquí me cuentan una nueva hazaña de ellos. Busca a Lien en la sucursal de Lux Videbis. Mira, ¿alcanzas a ver donde está aquella torre de homenaje en la parte norte? Debajo se encuentra el lugar donde lo puedes ubicar. Ha sido un placer viajar contigo. Ojalá nos veamos algún día. ¡Adiós!

Sigues la indicación de Famber, guiándote por la enorme torre que está hacia el norte. Pasas fuera de una estancia que parece ser un cuartel, y fuera de allí ves a un grupo de dos chicos y una joven, y también a un hombre de armadura que parece estar pidiendo ayuda. La ciudad está plagada de gente, y la capucha ya está comenzando a dar demasiado calor con todo el atochamiento, a pesar de que el cielo está templado. Hay muchas cosas que llaman tu atención, cosas que jamás en tu vida habías visto. Con algunas te asustas, y otras te gustan, pero no podías desviarte en ese momento de tu objetivo principal.

Relata cómo llegas a la sucursal, qué es lo que ves en el camino, y lo que haces hasta el momento en que golpeas la puerta de dicho lugar.


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

65 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Jue Ene 03, 2013 8:32 am

Spellcaster

avatar
Jugador(a) 24/7
- No soy humano. Nuestra especie se llama úgol, y no te preocupes, no me incomoda que lo preguntes - me respondió...

¿úgols?...qué raro, nunca había oído hablar de ellos...¿saldrá algo de ellos en este libro?...

Le eché una ojeada al libro, pero entonces apareció Eowyn con un sujeto. Levanté la mirada. El sujeto habló.

- Hola. Dejen que me presente. Mi nombre es Marco, dueño del gremio Lux Videbis, y tátaratátara-nieto de quien escribió ese libro ... ¿Qué se les ofrece?- nos dijo.
- Necesito saber si aquí hay algún vinculador que pueda hallar parte de mi luz en algún otro lugar del mundo. He tenido un accidente y mis padres han desaparecido. Necesito respuestas.- dijo Grün.

¿Vinculador? ¿Luz?...¿De que habla?...se me pasaba por la mente mientras seguía escuchando la conversación...

- Pero para recibir la ayuda deberás pagar un precio, pues no es gratis.Trabaja para mí. Te aseguro que será un precio sencillo y lo disfrutarás. - dijo Marco. Y tú- me dice-, también podrías unirte ¿Quieres?

......

Aunque Grün había aceptado yo estaba dudoso....

Estas personas pueden ayudarme a encontrar a mis padres pero...¿qué clase de trabajos tendrán planeados...?
Si algo había aprendido en mi viaje de camino a Roxbury es que no puedes confiar en cualquier persona.....

Marco no parecía mala persona, además.......era la única opción que tenía en el momento...despejé mi mente y pasados unos instantes le dije a Marco...
Em...está bien, pero dime antes algo...¿qué clase de "trabajos" exactamente tendríamos que hacer para ti?

Mientras esperaba su respuesta cerré el libro que tenía...

66 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Jue Ene 03, 2013 5:55 pm

ChaLo

avatar
Da Boss
No sé si me di cuenta antes, pero ahora me volví a dar cuenta de que a casi todos se nos perdieron los padres :'(


GRÜN - KLEER

- Verás, mi estimado -prosiguió Marco-, Lux Videbis realiza diversos tipos de trabajos. Desde recolectar objetos de extraña naturaleza hasta vencer a un gremio opuesto que quiera arrebatarnos una preciada fuente de riquezas. En todos esos trabajos tu experiencia laboral va aumentando dependiendo del tipo de oficio en el que te especialices. Al pertenecer a un gremio, vinculas tu luz con la del Espejo, el cual te protege de caer muerto en las batallas.
- ¿Entonces ese... Espejo te hace invencible? -pregunté yo.
- No. Si fuera así, nadie ganaría nunca nada. El Espejo te libra de morir, pero no te libra de quedar en aturdimiento, lo que igualmente te deja fuera de combate. Si quieren que los ayude a encontrar a quienes buscan, deberán trabajar para mí. La sucursal cuenta con habitaciones para sus miembros, y estamos en una temporada baja de personal. Y bien, ¿aceptan definitivamente entrar?

Lo que menos tenía era un lugar donde residir, así es que asentí con mi cabeza, y Kleer (suponiendo por el post anterior) también lo hizo.

Pasó un buen rato en el que seguimos charlando. Cuando Marco me preguntó cómo había llegado a la ciudad, Éowyn y Kleer escucharon en silencio y respeto lo que me había sucedido, lo que pasé en la mañana con Andreas y mi motivo de venir aquí. Al terminar de hablar, se formó un silencio un tanto incómodo, el cual Marco rompió.

- Acompáñame -me dijo.

GRÜN

Pasamos por la puerta de vidrio desde la cual Éowyn fue a buscar al líder, y seguimos por un amplio corredor de madera, con adornos exquisitos y ambiente forestal que no dejaba de impresionarme. Marco iba diciéndome que había un vinculador en el gremio llamado Lien. Básicamente los vinculadores eran gente que podía buscar partes de alguna cosa en otro lugar del mundo, ya fuera un trozo de objeto roto, o en mi caso, una "luz". Era algo más bien como de sensaciones. Me comentó que había un salón principal en el que se hacían las reuniones semanales de gremio, y en dicho salón, al centro, sobre el mapa de todo Archades estaba dicho cristal. Claramente el vinculador no iba a estar allí, pues tenía otras cosas que hacer, pero Marco ya lo había mandado a llamar.

Al entrar en el salón principal, observé dicho cristal, y quedé impactado con su hermosura y luminosidad. Era de un color azulino, y brillaba como una estrella. Lo que estaba abajo se suponía que era un mapa, pero no lo entendía... pues... no era de papel. Era como una especie de ilusión, aunque se podía ver claramente todo el área.

- No te asustes, ya te acostumbrarás.

Seguimos esperando allí, mientras Marco me contaba hazañas que había hecho con su gremio tiempo atrás. No era un hombre demasiado viejo, debía rondar quizás los cuarenta años, pero se podía notar que tenía liderazgo y fuerza suficiente como para llevar el gremio. Al rato después, llamaron a la puerta.

- ¡Pasa! -exclamó él.
- Disculpa la demora -dijo quien pensé que podría ser Lien-. ¿Qué necesitas?
- Necesito buscar parte de su luz -dijo, apuntándome- en algún otro lugar de Archades. Fue víctima de naufragio, y sus padres que iban con él, desaparecieron.
- Oh, cuánto lo siento -sí, era Lien, y me estiró su mano con afecto-. Está bien, te ayudaré.

Lien se preparó, y lo único que comenzó a hacer fue una plegaria. No era ni un ritual ni nada, era solo una plegaria. Incluso, me conmovió que, recién conociéndome, dijera "permíteme saber si en algún lugar de éste mundo existe parte del alma de nuestro querido visitante, para que él pueda hallar el consuelo y una esperanza de encontrarle". El sujeto me dejó llorando mientras repetía una y otra vez su plegaria.


El cristal comenzó a brillar con un destello plateado, y mi corazón no pudo aguantar de recibir ya la respuesta.

Suerte con Dificultad 7. Si mi tirada falla, mis padres están muertos.

Número aleatorio (1,10) : 6

KLEER

- Grün y ellos estarán ocupados un rato -te dice Éowyn-. ¿Te interesaría visitar la taberna?

Casi por inercia, la sigues hasta donde quiere llevarte. Hasta ese mismo instante pensaste que las tabernas sólo servían para ir a embriagarse hasta quedar en un estado deplorable, pero al ver ésta taberna tu opinión cambió.

- Las tabernas son los lugares que por defecto te serán de mayor ayuda a la hora de buscar información. El sujeto que está detrás de la barra es Öz, el hombre más chismoso del mundo -bromeó, cuando ya estaban cerca de él.
- No me digas esas cosas, por favor, Éowyn, que hieres mis sentimientos -dijo él, correspondiendo a la broma-. ¿Quién es tu amigo?
- Él es nuevo en el gremio. Su nombre es Kleer.
- Oh, bienvenido. Déjame darte un vaso de refresco de regalo. ¡Pero no te acostumbres!

El hombre pone un zumo en la barra, de un color y aroma tentador, el cual con deseo y éxtasis bebes al seco. Estado anímico: Feliz.

- Como te decía, Kleer, aquí en las tabernas diariamente podrás ir renovando la información que tengas acerca de lo que se cuece en la ciudad, o incluso fuera de ella. Öz se encarga de recolectar toda esa información, además de los pedidos que la gente hace.
- Los "pedidos", son encargos de tareas que hace la gente a los gremios. Por norma del gobierno central de la región, ningún gremio puede cobrar por su trabajo. Suena algo extraño, pero con todos los encargos que puedes hacer te haces millonario -agregó el tabernero.
- La gente ofrece recompensas en monedas u objetos para quien les realice la labor. Algunas veces hemos sacado recompensas que nunca imaginaríamos. Aparte de eso, los gremios toman posesión de asentamientos de riquezas, o sea, lugares que económicamente son estratégicos, y que sus productos sirven para llenar los bolsillos de los miembros. Éstos asentamientos solo pueden ser quitados de un gremio a otro mediante una batalla, de otro modo sería un acto ilegal.

Tanta información de golpe al principio te mareó un poco, pero paso a paso ibas entendiendo los detalles de lo que significaría trabajar allí.

- Oh, lo sentimos -dijo Öz-. Hemos hablado y hablado como si de verdad pudieras comprender todo de una sola vez.
- Grün ya debe estar por terminar. El próximo eres tú. Vamos al salón principal.

Dicho ésto, ambos abandonan la taberna y se dirigen hacia donde está Marco y los otros.

Si mi tirada falla, escribe como percibes mi reacción de obvia tristeza de saber que mis padres están muertos.


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

67 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Jue Ene 03, 2013 8:32 pm

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
Le sonrío a Famber.

-Gracias Famber, haz sido de gran ayuda... espero que te vaya bien y a lo mejor algun dia te enseño a nadar - bromeo con él y ambos reimos. Al final, le he agarrado algo de confianza y cariño. Bueno, después de todo, me ha ayudado sin pedir nada a cambio. Me despido de Famber y comienzo a caminar en dirección a la torre de homenaje.

El calor es impresionante, pero decido no quitarme mi capucha. Lo que menos quiero ahora es llamar la atención. En el camino veo muchisimas cosas impresionantes. Habían tiendas por todas partes y al parecer todas tuvieron la misma idea de exibir sus productos en las mismas puertas del local. Iba observando lo que podía entremedio de la masa de gente. En una tienda vi con horror como tenían verdaderas montañas de peces y otros seres acuáticos muertos.

-Pero que barbaridad! Matar tanto ser vivo y tenerlo en exhibicion!! Que crueles son los humanos... porque no cazan solo lo que comeran y ya?? porque tienen que matar tantos!! - pienso molesta mientras aparto la vista de esa tienda.

Más allá logro ver algunas alhajas, pero son algo distintas a las que tenemos en Lacunosa. A diferencia de las nuestras, que estan hechas de perlas y conchas marinas, estas son del color del sol y muy brillantes. Son muy hermosas. Instintivamente apoyo una mano en el collar de mi madre y suspiro triste. Sigo mi camino y más adelante veo a un grupo de dos chicos y una chica y a un hombre pidiendoles ayuda. Que ironía... un adulto pidiendole ayuda a unos jovenes. Me río disimuladamente mientras sigo caminando.

Tal como me dijo Famber, el ruido pareciese haber disminuido. Supongo que me estoy acostumbrando. Sin embargo, apenas esta idea cruza por mi mente, unos niños pasan al lado mio gritando y riendo, un hombre grita desde la puerta de su tienda hacia una que estaba al frente, alguien golpea dos piezas de hierro provocando un ruido muy molesto (asumo que no conosco a los herreros y nunca he escuchado como fabrican un arma XD) y un caballo relincha justo al lado mio.

-CALLEN ESE MALDITO RUIDO DE UNA VEZ!!! - grito por inercia tapandome mis oidos. Lo de pasar inadvertida, quedó solo como una idea. Puesto que todos se voltearon a mirarme y algunos se pusieron a murmurar. Supongo que comentarán que aun llevo mi capucha o que debo de estar caminando raro aun o tal vez estarán comentando sobre mi grito de hace un momento. En fin, me paro muy derecha, como diciendo que no me importan sus comentarios. Observo como una chica, ignorandome, comienza a seguir su camino e intento imitar la forma de caminar de ella. Al cabo de unos minutos ya nadie me miraba y yo pude seguir mi camino tranquilamente.

Luego de caminar bastante... y vaya que lo fué. Esa torre parecía más cercana, pero estaba más lejos de lo que aparentaba... En fin, he llegado a mi destino y para mi sorpresa... MAS ESCALERAS!! definitivamente, parece que mi viaje estará lleno de ellas. Suspiro ligeramente y subo hasta llegar a la entrada del edificio (no tiene caso señalar como es el lugar, puesto que hay una imagen de referencia y una narración del chalo XD). Es impresionante que este lugar sea tan distinto al resto de la cuidad. Es tan... natural... Me quedo un momento admirando el paraje alrededor de la construcción y tras unos minutos, me decido a entrar.

Me acerco a la puerta y golpeo ligeramente.

-Espero que este aqui aquel que puede ayudarme a encontrar la verdad de mi padre... Lien... - pienso mientras espero que abran la puerta.



Última edición por Arizu el Jue Ene 03, 2013 8:42 pm, editado 1 vez (Razón : error en un nombre XD)

68 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Sáb Ene 05, 2013 11:58 am

Spellcaster

avatar
Jugador(a) 24/7
Marco en respuesta a mi pregunta, empezó a comentar acerca de los trabajos que realiza el gremio...Grün y yo escuchamos en silencio...cuando terminó dijo:
-Y bien, ¿aceptan definitivamente entrar?

- o.o que sencillo y yo me preocupaba por nada- pensé y luego le dije: está bien Marco, estoy dentro.

Pasado eso seguimos hablando, entre eso de cómo Grün llegó a la ciudad...
-pobre Grün... - pensé al escuchar su historia...
Marco se llevó a Grün a otro lugar mientras yo me quedé con Eowyn en la sala...Eowyn al instante me dice:
-Grün y ellos estarán ocupados un rato. ¿Te interesaría visitar la taberna?-
¿¿¿Ellos???, ¿no que se había ido solo con Marco?- un pensamiento fugaz que recorrió mi mente...
...em...ah ...sí, ¿por qué no? - le dije

La seguí por unos pasillos hasta que llegamos a ella...personalmente no me gustaban las tabernas...sólo servían para emborracharse y generar conflictos...

Al llegar ahí, me presentaron a Öz, el tabernero, que me regaló un zumo por ser nuevo en el gremio. Lo bebí y su sabor era delicioso...creo que estaba exagerando con las tabernas al parecer...no obstante a eso, Öz me empezó a hablar y a hablar de las reglas y tareas del gremio con tanta rapidez que no era capaz de retener tanta información...
O.Ou....eeem....

Al ver mi cara, se disculpó y Eowyn me dijo que Grün ya debió de haber terminado y junto con Öz fuimos a donde estaba...

Llegamos a la sala donde estaba Grün y lo encontré en el suelo gritando y llorando...no sabía qué le había pasado, pero su grito desgarrador me hizo pensar lo peor...me acerqué a él...

-Grün...Grün...GRÜN! ¿Qué te pasó?, ¿Qué te hicieron?...¡RESPONDE!- le dije casi desesperado.

Había un hombre junto con Marco y un cristal en esa sala...

-Qué es esto...¡¡Qué le hicieron??!!- dije asustado ya que según Eowyn yo era el siguiente, y cuando iba a sacar mi báculo para lanzar un conjuro, alguien (?) me dice lo que realmente pasó...los padres de Grün ya no estaban con vida...la noticia me llegó de golpe ya que recordé la historia de la familia de Grün.

Bajé el bastón, miré a Grün y me acerqué a él tratando de consolarlo, pero su llanto parecía no tener fin...



Última edición por Spellcaster el Sáb Ene 05, 2013 12:00 pm, editado 1 vez (Razón : ortografía detallista)

69 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Sáb Ene 05, 2013 6:56 pm

ChaLo

avatar
Da Boss
CARMEL

Para que Carmel entre a la sucursal, en el transcurso en que Kleer se dirige al salón principal, Éowyn le indica por dónde seguir, ya que habían golpeado la puerta.

- ¿Eh? ¿una nageur en la ciudad? -te dice una mujer que acababa de abrir la puerta.

A pesar de que ibas con la capucha, la misteriosa chica te reconoció de inmediato, así que como el ambiente estaba algo más fresco, decidiste quitarte la capucha. Tu cabello rubio se deslizó más abajo de los hombros, y meneaste la cabeza un poco para quitarte el pelo de la cara. Te presentas y le dices lo que necesitas, o sea, buscar también parte de tu luz en algún lugar de Archades.

- ¡Vaya! ¡Lien está bastante solicitado hoy! Sígueme entonces, por favor -concluye Éowyn, quien se presentó entremedio del diálogo que te daré libertad de hacer.

Ya sabes, haz un pequeño diálogo con tu presentación y ella diciéndote su nombre y tú el tuyo. También describe tu reacción al verme hincado en el piso llorando y gritando. Luego de que vinculen a Kleer te toca a ti.

GRÜN - KLEER

Grün - Estado Anímico: Deprimido
Kleer - Estado Anímico: Ansioso

Nótese que me faltó un miserable número para llegar a 7.

¡Mis padres murieron! ¡¿por qué si me salvé yo no pudieron salvarse ellos?! ¡No lo puedo creer! ¡No!

Me ofusqué demasiado en ese momento... lo único que pude distinguir entre las lágrimas de mis ojos fue que Kleer se acercaba a mí, y sin siquiera conocerme intentaba consolarme. Me afirmé a su pierna y creo que la tomé con demasiada fuerza y seguí llorando. Oí cómo la puerta se abrió, pero no quise mirar.

- ¡Mamá! ¡Papá! ¡Esto no puede ser cierto!

No... no podía ser cierto... Esto no podía ser cierto. Lien no podía ser el único vinculador en toda la región. Alguien más tendría que ayudarme para comprobar lo que había pasado. No podía quedarme así como así...

- Lo siento, chico -me dice Marco, cuando las lágrimas empezaron a agotarse un poco-. No creo que unas simples palabras te consuelen en este momento, pero, ya que eres miembro de mi gremio, puedes contar con cualquiera de tus compañeros para lo que desees.

Pasó un largo rato de silencio, luego del cual solté la pierna de Kleer, me sequé las lágrimas y salí. No pretendía ser descortés, pero en ese momento ignoré a la persona que había entrado con Éowyn. Me fui a lo que creí era el patio... quería estar solo un rato.

***

Luego de que Grün salió de la habitación, pudiste notar que había llegado una mujer de extraña apariencia junto con Éowyn. Era tu turno de ser vinculado, así es que Lien te pregunta qué es lo que necesitas saber porque realmente ni yo me acuerdo y algunos detalles de tu vida. Respóndele y veamos qué ocurre.


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

70 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 8:29 am

Spellcaster

avatar
Jugador(a) 24/7
Grün se aferró a mi pierna llorando casi sin control, su llanto era tan profundo que creo que ni se percató de que me sujetaba con mucha fuerza esta (a punto de estrangularla).

Pasados unos instantes se soltó de mi pierna y abandonó la habitación al mismo tiempo que Eowyn volvía con otra persona que, al igual que Grün, no parecía humana.

En eso, una voz me dice
- ¿Qué es lo que necesitas saber? - Lien había pronunciado esto mirándome.

Me volví hacia él con la cabeza baja y le respondí
- Pues...al igual que Grün, necesito saber si mis padres biológicos se encuentran en algún lugar, o como ustedes le dicen, buscar mi luz en otro lugar. Según me contaron mis padres adoptivos en Nimbasa, ( no creo que lo haya descifrado por mi mismo xd ) me encontraron en los alrededores del bosque sin nada más que una manta y mi nombre.

En eso caminé un poco por la habitación, como buscando una ventana.

Desde que me contaron la verdad, dediqué parte de mi estancia en Nimbasa a buscar el rastro del por qué me dejaron abandonado sin ninguna señal, sin nada...así , volvía al bosque todos los días a buscar algún indicio de ellos, pero no encontraba nada...al menos me sirvió para desarrollar mis habilidades de ilusionismo

Me volví a Lien...

Y es así cómo inicié esta aventura, para buscar rastro de mis padres aquí en Roxbury, aunque nunca pensé que me encontraría a un vinculador... que curioso...en fin, ¿Puedes ayudarme por favor?

71 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 8:47 am

ChaLo

avatar
Da Boss
RAVEN

Gabri alias gabrielsan, te damos la bienvenida a la narración. Te daré el preámbulo para que vayas acostumbrándote. Comienzas directamente en Roxbury, la capital principal de Archades, puesto que por tu dinero y fama, fuiste invitado a la celebración del Aniversario de las Victorias. Junto a tu criado Alfred se encuentran cerca de la plaza central, y ven pasar con los oídos tapados a una extraña mujer encapuchada (Arizu) la cual les llama mucho la atención.

Te doy a decidir si quieres seguirla o quedarte en la plaza central junto a toda la gente que participa de la celebración. Tu primera narración es libre, aprovecha de describirte y contar cómo llegaste a la ciudad.

Objetivo Principal: Unirte al gremio Lux Videbis.


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

72 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 10:17 am

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
Bienvenido al foro Gravi!! Espero que lo pases bien y nos vemos en la narración!!

Pocos segundos después de que golpeara la puerta, una mujer sale a recibirme.

- ¿Eh? ¿una Nageur en la ciudad? - me dice ella algo sorprendida. Claro, no más sorprendida que yo. Aunque se me hace algo extraño que me haya reconocido, decido sacarme la capucha abiertamente. El aire se siente mucho más fresco y suspiro aliviada.

- Ah... que bien se siente sacarse la capucha... ya moría de calor... - susurro y miro a la mujer entrecerrando los ojos ligeramente. - ¿Como me has reconocido antes de que me sacara la capucha?

- No eres la primera Nageur que veo... aunque los de tu especie realmente no suelen verse mucho... ¿puedo ayudarte en algo?

- Ya veo... habrá visto al mismo Nageur que vio tiempo atrás Famber? - pienso por un momento. - De hecho si... estoy buscando a un vinculador de luz... necesito encontrar a alguien... - le respondo más amablemente.

- ¡Vaya! ¡Lien está bastante solicitado hoy! Sígueme entonces, por favor - me dice ella - por cierto... mi nombre es Éowyn... y tu eres?

- Carmel... Carmel Gröz... perdona que no me haya presentado antes... - me disculpo y sonrío ligeramente.

- No te preocupes... - poco más allá entramos en una sala y ahí veo a un chico extraño con un árbol en su cabeza llorando desconsoladamente y a otro chico tratando de darle fuerzas. Había otros tres sujetos, no le decían nada al chico con el árbol, pero se veían bastante acongojados.

- Pobre chico... que le habrá pasado? - pienso y por un momento recuerdo los momentos inmediatamente después del fallecimiento de mi madre. Yo estaba igual de desconsolada. ¿Habrá perdido a uno de sus padres recientemente? O tal vez uno de ellos este gravemente enfermo o a lo mejor lo han secuestrado o tal vez un hermano o hermana debe estar en terribles problemas... sea lo que sea... debió recibir terribles noticias... El chico se levanta y sale de la habitación sin mirar ni hablarle a nadie. Lo sigo con la mirada, preguntándome si estará bien que lo dejen solo y que la habrá ocurrido realmente - bueno... creo que será mejor dejarlo solo... yo quise llorar a mi madre sola un momento y, sea lo que sea que le pasó, creo que él estará pensando lo mismo... - pienso una vez que él ha salido de la habitación.

El otro chico comienza a contar su historia. Sus padres lo abandonaron en un bosque. No puedo evitar dar gracias de que a mi solo me abandonara mi padre y que pude estar con mi madre hasta el último momento. Observo a Lien y al chico y pienso... - espero que tengas mejores noticias chico...

73 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 11:36 am

ChaLo

avatar
Da Boss
KLEER - CARMEL

- Acércate, Kleer -dice Lien-. ¿Quién es ella? -le pregunta a Éowyn.
- Su nombre es Carmel Gröz, también está buscando a alguien.
- Entendido, entonces, ¿me ayudas con la vinculación?
- Muy bien.

Lien y Éowyn realizan el mismo procedimiento que con Grün. Una plegaria conmovedora, llena de sentimientos, aunque en un lenguaje que para Kleer y Carmel era apenas entendible.


Kleer y Carmel lancen Suerte con Dificultad 7.

Kleer: Si tu tirada es exitosa, tus padres están relativamente cerca. Si es fallida, la luz es apenas perceptible, dando a notar que estás DEMASIADO lejos de ellos (Lien y Éowyn no saben en qué dirección, solo pueden sentirlo).

Carmel: Si tu tirada es exitosa, tu padre está relativamente cerca. Si es fallida, tu padre está DEMASIADO lejos, y al igual que con Kleer, Lien y Éowyn no pueden darte la dirección.

HALDIER

Aún falta tu acción. Por lo menos temporalmente dentro del juego no ha pasado mucho rato.

RAVEN

Falta tu comentario también.

GRÜN

Llegué al patio del edificio, aún triste por la noticia que me habían dado... pero no me convencía. En algún lugar tenían que estar mis padres. Traté de esconderme entre unos arbustos para que nadie me viera, me senté y acerqué mis rodillas al pecho. Lloré profundamente.


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

74 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 11:39 am

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
Tirada de Suerte (dependiendo de q salga es lo que respondo)

Número aleatorio (1,10) : 6

75 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 11:42 am

Spellcaster

avatar
Jugador(a) 24/7
*Tirada de Suerte :/

Número aleatorio (1,10) : 4

*Si acierta
Spoiler:
!!!!...¿¿¿es...es verdad lo que estás diciendo???...yo...gracias...

*Si falla
Spoiler:
...........ya veo, bueno al menos me ayudaste a saber más de ellos, gracias.

76 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 11:47 am

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
- vaya bastardo que es mi padre... no solo me abandona, sino que se fuga quizás al otro lado del planeta... pero... porque se habrá ido... - pienso mientras aprieto los puños molesta. Luego de unos segundos, inspiro profundamente y me tranquilizo y miro a Lien y a Éowyn y les digo amablemente - muchas gracias, al menos se que debo buscar un poco más lejos... Debo retirarme ya, ¿como puedo compensar su ayuda?

77 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 11:55 am

ChaLo

avatar
Da Boss
CARMEL - KLEER

- Uniéndote a nosotros -dice Marco a secas-. Estamos faltos de gente y vienen tiempos difíciles. Puedes hacer eso o irte sola a buscar a tu padre a cualquier parte del mundo. O también puedes irte con alguno de los otros gremios, pero siendo humildes, éste es el mejor.

Algo sorprendida por cómo te dice aquello, decides aceptar. Kleer también agradece la ayuda ofrecida, aunque algo desilusionado. Al menos él podía pensar que le fue mejor que al chico del árbol, el cual notoriamente no había tenido mucha suerte. Éowyn sale a buscar al pequeño, mientras que tú y los demás se dirigen a la taberna, pues Marco les quiere dar una bienvenida especial.

Aquí termina el prólogo para Carmel, Kleer y Grün. Si ni Haldier ni Raven responden de aquí a la noche, tendré que narrarles en modo npc para que queden donde necesito que queden. Más tarde también reparto los puntos de experiencia.


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

78 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Lun Ene 07, 2013 1:30 pm

Arizu

avatar
Jugador(a) Viciado(a)
- Y este quien se cree que es para hablarme en ese tono? Si no fuese porque avanzaré más si me uno a ellos que si avanzo sola, ni loca trabajaría a su lado... - Pienso más sorprendida por lo brusco de Marco que molesta. Más tranquila respondo - De acuerdo, me uniré a ustedes...

Marco nos invita a la taberna y nos dirigimos todos hacia allí. No me agrada mucho la idea de ir, pero no queda de otra, así que les sigo.

79 Re: Prólogo: Un día como cualquiera el Mar Ene 08, 2013 9:24 am

ChaLo

avatar
Da Boss
HALDIER, junto a Luan y Mike en modo NPC.

- Pues, como ya les hemos dicho, nuestro capitán se halla en Lux Videbis. Sigan por ésta misma avenida hacia el norte, y guíense por la torre de homenaje que hay próxima a ella. No tiene pérdida.
- Muchas gracias -dice Mike.

Los tres siguen caminando en dirección norte mientras hablan banalidades y recuerdos de infancia. Al llegar al edificio, comienzan a subir por unas escaleras del costado derecho, dejando atrás un hermoso jardín acompañado de faroles. Muy por lo bajo, Mike escucha algo similar a un llanto, pero éste sonido se confunde porque ha comenzado a chispear (en chileno, lo previo a la lluvia, las gotitas finas), así que los sonidos se mezclan. Al llegar a la entrada principal, Luan es quien golpea la puerta y aparece un hombre. Su nombre es Marco, y justo en ese momento iba a otra estancia del edificio junto a un grupo variado de personas.

Mike le transmite lo que necesitan saber, sobre quién están buscando, y Marco responde que se encuentra en la sala de estrategias, pero los invita a la taberna de la sucursal a esperarlo. Además de ello, les invita a integrarse al gremio.

Oficio de Mike:

1.- Soldado
2.- Mercader
3.- Herrero
4.- Pastor

Número aleatorio (1,4) : 1

RAVEN, con su criado Alfred en modo NPC

Por la curiosidad que sentían al ver a la chica encapuchada, siguen sus pasos desde bastante lejos, pero sin que desaparezca de su vista. Al llegar al lugar en el cual ella entró, quedan sorprendidos por la hermosura de la fachada, así como del jardín. El cielo comenzaba a ponerse algo nublado, y corría un viento fresco. Junto con tu criado están algo indecisos de llamar a la puerta, pues no saben qué decir cuando lleguen. Pero su curiosidad aumenta cuando ven a tres personas más subiendo las escaleras de un costado del edificio, decididos en su objetivo. Con Alfred deciden seguirlos desde una distancia moderada, cuando de repente comienza a chispear. Cuando ellos tocan la puerta, un hombre moreno la abre y les da la bienvenida. Al verlos a ustedes les pregunta qué necesitan, y respondes que estás ahí solo por curiosidad.

- ¡Ah! ¡Así que quieren saber algo más de mi gremio!

La palabra "gremio" te sonaba un tanto extraña, puesto que al ser adinerado nunca te había hecho falta, y además trabajabas solo. Así que aceptaste la invitación de entrar y junto con Alfred seguiste a todo el grupo a la taberna.

Experiencia Recibida:

Kleer: 4 puntos ( No recibe 6 por robar el libro de la Biblioteca y por fallar la tirada de la vinculación).
Carmel: 3 puntos (No recibe 4 por fallar la tirada de la vinculación).
Grün: 3 puntos (No recibe 5 por fallar la tirada de vinculación y por terminar con estado anímico bajo).
Haldier: 1 punto (No recibe 2 porque solo respondió una vez).
Raven: 0 puntos.

Recuerden editar sus Fichas, en el caso de Arizu como tiene la pc mala, avísame de algún modo en qué aspectos quieres gastar tus puntos (y los anteriores gastados) para editar tu ficha.



Última edición por ChaLo el Mar Ene 08, 2013 9:39 am, editado 1 vez


----------:+:----------

Si me pagaran por jugar, sería millonario

Ficha PJ Archades:

http://mesaredonda.forochile.org

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.